La importancia de una buena formación.
22/02/2018

 

A día de hoy los/las profesionales de las Artes Escénicas (no solo actores y actrices) deben tener la mejor preparación y lo más variada posible, los nuevos medios han difuminado el camino a seguir y cada vez es mayor la competencia. El cine, el Teatro y la Televisión son tres soportes diferentes con características propias que se adquieren con la práctica, sin embargo, cualquier actuación dominada por la VERDAD podrá adaptarse a cada formato según se requiera. Cada actor o actriz posee unas cualidades innatas, unas herramientas propias que ya conoce, por ello debe ir adquiriendo nuevas herramientas que le permitan afrontar nuevos retos, nuevos personajes y, en definitiva, nuevos trabajos. El trabajo no siempre llega en el momento esperado, hará falta realizar pruebas y más pruebas, incluso crearlas y hay que estar preparado/a siempre para poder aprovechar todas las oportunidades que nos encontremos en el trayecto.

 

 

Si bien es verdad que hay actores y actrices que no han recibido apenas formación, no podemos perder de vista la realidad y olvidar que son una minoría y que las audiciones y castings son cada vez más exigentes. “La suerte te busca pero te tiene que encontrar trabajando”, esta frase refleja muy bien el espíritu que debe recoger cada artista. Una preparación diversificada te puede abrir nuevas puertas, cada camino es diferente y cada persona también, así que cuantos más papeles puedas abarcar, a más trabajos podrás aspirar.

 

Por último hay que destacar que la formación viene movida por un interés propio, no se trata solo de recibir clases, asistir a cursos, etc. También hace falta leer, ver  obras y espectáculos, películas, exposiciones de arte… La curiosidad es uno de los motores más fuertes para los/las artistas en general. Ampliar tus conocimientos y capacidades debe formar parte de tu estilo de vida para poder estar siempre alerta.